Novedades

16.04.2009

Polémica científica que no llegó a los políticos

Días pasados el Doctor Carlos Carrere, presidente de Procrearte, comentó abrumado una de las últimas resoluciones que sacó el Incucai: “Esto es algo insólito. Se pretende que a partir de ahora las células madre de la sangre de los cordones umbilicales de los recién nacidos pueda ser utilizada por otra persona, desde cualquier parte del mundo. Es decir una madre guarda el material biológico de su bebé para ser utilizado eventualmente por su familia y el Estado le quita ese derecho, expropiándoselo. Este es el peor signo de autoritarismo que he visto en mi vida… Por supuesto que ya hemos interpuesto recursos de amparo, pero es urgente que algún legislador tome nota de esta aberración y se legisle en este tema con conocimiento de la materia”. La verdad es que en el mundo médico y científico esto ha caído como una bomba atómica… ¿lo tomará algún político (como ocurrió en Estados Unidos) como bandera?

FUENTE: Revista Fortuna